Archive for the 'Economía Marketing e Innovacion' Category

Bienvenido al mundo crowd

Leyendo la excelente entrada de Leticia de Rato, exhaustiva recopilación incluida, sobre la “financiación colectiva”  aplicada a proyectos de todo tipo, me ha venido al recuerdo una entrada mía de hace tiempo, Mecanismos de remuneración en una “startup”, sí, lo reconozco, he venido a hablar de mi libro :-), donde me preguntaba sobre cuales serían las fórmulas que pudiesen financiar la contribución de diferentes personas en las actividades de emprendimiento. Desde entonces el “movimiento crowd” ha ganado relevancia y despunta ser un medio de financiación e el que inspirar las remuneraciones en forma dinámica conforme a la contribución de cada uno. Queda claro pues que es de obligada lectura la entrada de Leticia “Bienvenido al mundo crowd“.

La competición mundial de las ciudades por crear ecosistemas innovadores

Comento con una nueva entrada el comentario de José María Súnico en mi entrada anterior, la relevancia del tema lo justifica.

Súnico hace énfasis en la educación de la juventud y promoción del esfuerzo. No es el único, dentro del público también se suscitaron cuestiones conexas, como la del acercamiento de la ciencia a los jóvenes y la crisis de vocaciones científicas que José De La Peña refería en su pregunta:

¿Qué puede hacer una ciudad, un país, para promocionar la ciencia y hacerla atractiva a los jóvenes? La respuesta del profesor Rubenstein la tenemos alrededor del minuto 11 del vídeo de Telefónica.

Además, y en línea con el comentario de José María,  Ana María LLopis denuncia una universidad endógena, con departamentos estancos y advierte de la altísima tasa de desempleo entre científicos y profesionales técnicos:

Y volviendo al tema central de la charla, la competición mundial de las ciudades por crear ecosistemas innovadores, Guillermo Ramos se pregunta ¿Cómo vamos a destacar si todas las ciudades y paises promocionan lo mismo?:

En definitiva, muchas preguntas y pocas respuestas definidas, unívocas.

Juventud, divino tesoro

El pasado jueves 20 de Mayo tuve el placer de asistir a otra de las interesantísimas conferencias del ciclo “Debate y Conocimiento” que organiza la Fundación Telefónica, esta vez a cargo del profesor Ellis Rubenstein y que trataba sobreLa competición mundial de las ciudades por crear ecosistemas innovadores. Si lo deseamos es posible volver a verla en el enlace al efecto. Como siempre, muchas evocaciones intelectuales, recuerdos -en mi caso las clases del profesor Gildo Seisdedos sobre “Marketing de Ciudades”– y consejos para la acción. Enriqucedoras también las preguntas y comentarios de los asistentes. Por citar alguna de las reflexiones me quedo con una bastante olvidada en los “foros de tecnología” a los que últimamente estoy asistiendo, se trata de un factor que el profesor Rubenstein  ha encontrado con recurrencia en las ciudades que despuntan como ecosistemas innovadores, y se trata de que todas ellas son lugares atractivos para la juventud, a los jóvenes les gusta vivir en ellas y promocionan activamente que esto sea así. Ya nos lo decía Rubén Darío aunque con propósito bien diferente al de factor de promoción urbano: Juventud, divino tesoro. Me parece que se trata de un asunto de gran calado social y económico.

¿Acierta Sebastián con el coche eléctrico?

Una de esas entradas que uno guarda en borrador o en memoria (bio) por no encontrar el momento de escribirla, está relacionada con lo que voy a contar. Cuando empezaron las “deslocalizaciones” industriales tenía algunas dudas pero cuando asistimos el año pasado al cuasi-colapso de la industria del automóvil -recordemos el conato de quiebra de GM– éstas desaparecieron y eché en falta una apuesta decidida por un producto en línea con nuestras capacidades, nuestros recursos y con una necesidad más o menos latente en el mercado. Intentaré, con brevedad, desarrollar la idea un poco más.

Empiezo por el final, pero que ha de ser el principio. Existe una necesidad de vehículos urbanos, fáciles de aparcar, económicos y que la mayor parte de las veces son de uso individual o a lo sumo biplaza. Este nicho de mercado en la actualidad, quizás por razones comerciales y culturales, es cubierto por muy pocos modelos. En torno al año 2004, el grupo Disqyro elaboró un buen plan de negocio que sustentaba un proyecto de desarrollo de un coche posicionado en el citado segmento de mercado. Hoy, con la pujanza BRIC, la futura escasez de petróleo y la conciencia sobre reducción de emisiones de CO2, un vehículo con además de las características citadas, bajo consumo y mínima contaminación, tiene cada vez más sentido y me parece que irá progresivamente ganando aceptación entre el público.

Por las características de nuestra industria, fuerte presencia del sector del automóvil y en consecuencia de una potente red de empresas auxiliares que pueden adaptarse para atender la nueva demanda que los vehículos eléctricos implican y obtener los beneficios que de ello se derivan. Y finalmente, utilizando por primera vez en el blog la palabra sinergia,  los vehículos eléctricos pueden beneficiarse del impulso que la “diversificación eléctrica” está atravesando y viceversa.

Por todo, creo que sí, que Sebastián acierta y que una política de promoción de vehículos eléctricos en su doble vertiente industrial y comercial es un acierto. Confiemos que para los responsables de la implantación de estos programas no sea una cuestión de azar, acertar o no acertar, sino de excelencia operativa.

Nota: Sebastián, Miguel. Al día de la fecha ministro de industria del Reino de España.

Imagen tomada en una calle de Su-Zhou (China) en Mayo de 2009.

Imagen tomada en una calle de Madrid (España) en Febrero de 2010.

¿Qué hace un ingeniero como tú en un evento como este?

Hoy que tenemos a la vista, para mañana en Madrid, el “Congreso y Exposición para el Marketing Digital” (OME-Madrid) y el innovador “derivado” Eats&Twitts me vuelvo a preguntar ¿Qué hace un ingeniero como tú en un evento como este? No le encuentro sencilla respuesta, pero la tiene.

Tras el típico tópico de etiquetar a las personas por su ocupación “clásica”, médico, mecánico, dentista, fontanero, periodista … se esconde la necesidad humana de compactar al máximo la cantidad de información que manejamos de forma habitual y el “etiquetado” de personas es un ejercicio automático de modularización del conocimiento, de codificación cognitiva. Cuando aparecen nuevas tareas, nuevos trabajos, nuevas profesiones, el instinto etiquetador se activa al instante y genera nuevas denominaciones como “community manager” … pero en algunas ocasiones este proceso no es inmediato.

Los procesos de creación de nuevos productos y servicios son cada vez más multidisciplinares, multiculturales e intensivos en innovación. La fertilización cruzada de ideas, sectores y disciplinas es el motor de una oferta que aspire al favor del mercado. En este contexto “creativo” y “desarrollador” se tiene una imperiosa necesidad de relacionarse con todo tipo de personas con inquietudes, activas e intensa experiencia profesional, por eso eventos aparentemente desconexos o lejanos del tópico ingeniero, eventos como iniciador, eats & twitts, debate y conocimiento, encuentros emprendedores, innosfera y muchos otros, presentan un atractivo irresistible para el que como yo, tiene en su afán desarrollar y crear nuevos e innovadores productos y servicios.

Como ejemplo de lo que estoy diciendo, el desarrollo en inergia soluciones de la electrónica de “Palabras Envasadas”, la solución para los que no tienen el valor de decir ciertas cosas.

Mañana, en el OME,  seguro que marketing y tecnología se volverán a dar la mano de forma innovadora.

open innovation en innosfera

Esta tarde hemos pasado El otro día pasamos un buen rato en innosfera con, citados en orden de intervención, José María Zábala, Ana María Llopis y Agustín Cuenca. El leitmotiv de la charla era “El pensamiento colectivo y el crowdsourcing como fuente de innovación” y que se entiende también como “innovación abierta”. Es un tema que como “ingeniero de I+D” que he sido durante mucho tiempo me apasiona y no me queda otra alternativa que siguiendo la recomendación de Agustín Cuenca “fusilar” su posicionamiento y hacerlo mío, “es que no se me ocurre otra manera de innovar que no sea la abierta”.

El cambio en las formas de trabajar propiciado por la difusión de las herramientas digitales y las comunicaciones ha facilitado la entrada de nuevos agentes en los procesos de diseño y fabricación de nuevos productos. Con la proliferación de posibilidades “la racionalidad” hacia la apertura era inexorable. La estructuración y formalización académica que de este tipo de prácticas entre empresas Henry Chesbrough hace en su obra Open Innovation:
The New Imperative For Creating and Profiting from Technology”
es excelente. Las cosas ya no volverán a ser como antes.

En este entorno de innovación, aperturismo, globalidad y colaboración, me gustaría advertir una observación personal, los procesos reales (los de innovación tambien) no son puros. Abierto y cerrado no son sino una conceptualización dicotómica de la realidad, imprescindible para entender y explicarla con claridad y distinción como Descartes nos indicaba, pero conceptual al fín. Insisto en el caracter híbrido de la innovación y advierto algunas iniciativas que quizás arropadas en la moda de “lo abierto”, “lo colaborativo”, no dejan de ser formas diferentes y sutiles de gestionar el poder por quienes controlan los recursos, intangibles cada vez más.

Sintonizo especialmente con Agustín Cuenca en su referencia a la iteratividad del proceso innovador y añado, interactividad y concurrencia, que en el mundo del software tienen su máximo exponente en las técnicas Scrum.

Una provechosa tarde de invierno que ha contribuido a reforzar los contenidos digitales en formatos abiertos, vídeo de la charla –agoranews– y presentaciones de los ponentes recogidos en la web de innosfera, algo de agradecer a los organizadores, Roberto Carreras y Javier Velilla. Esto es predicar con el ejemplo.

#estudiotwitter

Ayer por la mañana, a eso de las once y media, nos encontrábamos en el auditorio de Promomadrid un numeroso grupo de personas atentos a la presentación del resultado del primer estudio del impacto de twitter en la generación y difusión de la innovación. Tanto el estudio como la presentación son de disposición pública.

Sin ser un experto en el tema, la impresión que me ha dado ha sido muy buena, es un acercamiento teórico a las actividades que la comunidad de habla hispana desarrolla en twitter y para los que, como a mí, nos gusta conceptualizar casi todo, va a ser de gran utilidad para profundizar en el uso eficiente de twitter y entender mejor porqué en esta “red social”  acontecen ciertos patrones de comportamiento.

Por incluir algo de “crónica social”, buena la introducción de Alvaro de Arenzana, representande del IMADE,  interesantes los puntos de vista de José Luis Zimmermann, por ejemplo su referencia a la iniciativa del fabricante estadounidense  de automóviles “local motors“, como ejemplo de innovación abierta al fabricar coches “a medida” e incorporando las contribuciones de la clientela y “fans” de la empresa. Finalmente, la presentación del estudio en sí por Víctor Alejandro Gil, director de Cool Insights, clara y directa.

En el turno de preguntas aprendimos los trucos que Mauro Fuentes utiliza para gestionar eficientemente sus más de 3000 “following”. En esencia filtros, listas y “contextualizar temporalmente” las relaciones.

Ha sido un buen momento también para saludar a “ilustres twiteros” como AntonioDomingo, digitalmeteo, Fotomaf, ralbiol, rbksaez, Ignacio Segovia, y lamentablemente, por tener un compromiso posterior, perderme la oportunidad de “desvirtualizar” a muchos.


Add to Technorati Favorites

Actualizaciones de Twitter

Top Blogs Spain

Fotografías en Flickr

IMG_3913

IMG_3919

IMG_3918

IMG_3917

Más fotos

A %d blogueros les gusta esto: