¿Acierta Sebastián con el coche eléctrico?

Una de esas entradas que uno guarda en borrador o en memoria (bio) por no encontrar el momento de escribirla, está relacionada con lo que voy a contar. Cuando empezaron las “deslocalizaciones” industriales tenía algunas dudas pero cuando asistimos el año pasado al cuasi-colapso de la industria del automóvil -recordemos el conato de quiebra de GM– éstas desaparecieron y eché en falta una apuesta decidida por un producto en línea con nuestras capacidades, nuestros recursos y con una necesidad más o menos latente en el mercado. Intentaré, con brevedad, desarrollar la idea un poco más.

Empiezo por el final, pero que ha de ser el principio. Existe una necesidad de vehículos urbanos, fáciles de aparcar, económicos y que la mayor parte de las veces son de uso individual o a lo sumo biplaza. Este nicho de mercado en la actualidad, quizás por razones comerciales y culturales, es cubierto por muy pocos modelos. En torno al año 2004, el grupo Disqyro elaboró un buen plan de negocio que sustentaba un proyecto de desarrollo de un coche posicionado en el citado segmento de mercado. Hoy, con la pujanza BRIC, la futura escasez de petróleo y la conciencia sobre reducción de emisiones de CO2, un vehículo con además de las características citadas, bajo consumo y mínima contaminación, tiene cada vez más sentido y me parece que irá progresivamente ganando aceptación entre el público.

Por las características de nuestra industria, fuerte presencia del sector del automóvil y en consecuencia de una potente red de empresas auxiliares que pueden adaptarse para atender la nueva demanda que los vehículos eléctricos implican y obtener los beneficios que de ello se derivan. Y finalmente, utilizando por primera vez en el blog la palabra sinergia,  los vehículos eléctricos pueden beneficiarse del impulso que la “diversificación eléctrica” está atravesando y viceversa.

Por todo, creo que sí, que Sebastián acierta y que una política de promoción de vehículos eléctricos en su doble vertiente industrial y comercial es un acierto. Confiemos que para los responsables de la implantación de estos programas no sea una cuestión de azar, acertar o no acertar, sino de excelencia operativa.

Nota: Sebastián, Miguel. Al día de la fecha ministro de industria del Reino de España.

Imagen tomada en una calle de Su-Zhou (China) en Mayo de 2009.

Imagen tomada en una calle de Madrid (España) en Febrero de 2010.

1 Response to “¿Acierta Sebastián con el coche eléctrico?”


  1. 1 marketing 29 abril, 2014 a las 6:12 am

    I constantly spent my half an hour to read this web site’s content everyday along with a mug of coffee.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Add to Technorati Favorites

Actualizaciones de Twitter

Top Blogs Spain

Fotografías en Flickr

IMG_3913

IMG_3919

IMG_3918

IMG_3917

Más fotos

A %d blogueros les gusta esto: