Archivo para 30 octubre 2008

Predicar con el ejemplo


Anuncios

¿Y a mi quien me rescata?

No se puede decir más claro:

Tomado en The Big Picture por sugerencia de Gurusblog.

Se está fraguando una nueva “obra colaborativa”

Se tarda bien poco en darse uno cuenta cuando una iniciativa despega y lo va a hacer con éxito. Acapara el interés de la comunidad, hay mucho trabajo ya realizado aunque falte mucho también por hacer y adquiere con velocidad momentum, masa crítica. Me estoy refiriendo al Manual para la búsqueda de empleo promovido por Senior Manager y que visto el espíritu de la entrada de lanzamiento, me tomo la libertad de  adelantar la atribución de autoría a la “blogosfera en español”.

Crisis – Las claves

Por el ya famoso y nunca suficientemente bien ponderado Leopoldo Abadía. Supe de él por primera vez allá por Abril, antes del verano, en GurusBlog y continúo disfrutando de sus explicaciones gracias a Buenafuente.


Crisis cíclicas

Estábamos ayer en la máquina del café de la empresa comentando las noticias sobre “la crisis” y la sensación general es que las cosas no parece que vayan a mejorar a corto plazo. Vuelvo al trabajo, pero lo que hablamos me seguía rondando la cabeza y al llegar a casa continué dándole vueltas al asunto.

¿De qué estamos hablando cuando hablamos de crisis?

Para mí, sin lugar a dudas, las explicaciones de Leopoldo Abadía al respecto son ya un clásico, explican mejor que nadie lo que ha pasado y porqué y nos incitan a seguir pensando sobre lo que pasará y cuando pasará. Habitualmente como mejor pienso es garabateando en un papel y a ello me puse. Lo primero que me salió fue un trazo a modo de onda sinusoidal, por algo pasé varios años diseñando osciladores de cuarzo, que rápidamente modulé hacia diente de sierra. Las crisis se manifiestan “de repente” pero sus efectos desaparecen poco a poco, así que el trazo que mejor describiría la periodicidad de las crisis no era una sinusoide, sino más bien un diente de sierra.

Sigo pensando, y me pregunto, a grandes rasgos ¿qué crisis recuerdo haber vivido recientemente? La que siguió a la EXPO-92, las de las .COM allá por el 2000 y la de ahora, la NINJA-2008. Pues nada, al gráfico con ellas.

Da “la casualidad” que estos tres grandes momentos de crisis en mi recuerdo, están separados unos 8 años entre sí. Ya tenemos, insisto, a “grosso modo”, la periodicidad de las últimas grandes crisis que he “sentido”.

¿Cuando podemos decir qué estamos en crisis? A parte del tecnicismo que define la entrada en una recesión como tener dos trimestres consecutivos con PIN negativo, la sensación de crisis se tiene cuando a nivel global muchas cosas empiezan a ir mal a muchos. (A lo largo del post utilizo con frecuencia y deliberadamente un lenguaje ambiguo y coloquial). Las ventas claramente decaen, los precios suben, los sueldos se estancan, los empleos también. Por esto, en mi croquis, dibujé como momento de inicio de una crisis un lugar algo más adelante del instante de máximo esplendor de la bonanza, cuando las cosas claramente están peor que cuando estuvieron mejor. A efectos de estimación de la periodicidad, la localización temporal de este instante no es relevante, si bien para otras consideraciones puede que sea crucial.

¿Cuando se ha salido de la crisis? Para unos cuando se produce una inflexión en la tendencia, según el gráfico, para inicio de 2010. Para otros hemos salido de la crisis cuando estemos en los mismos niveles que cuando empezó, con este criterio habremos salido de la crisis allá para el 2014. La primera estimación me parece optimista y la segunda catastrofista. Dejo para el lector decidir en qué nivel de la curva “siente” que no hay crisis y con ello determinar la fecha.

Insisto, el gráfico, las fechas, los niveles, están determinados de forma intuitiva, sobre la marcha, y la interpretación de la curva hay que hacerla a nivel cualitativo más que cuantitativo, si bien las cosas se comprenden mejor cuando se ponen fechas, por eso lo hago. También hay que insistir en que cada crisis es diferente, con causas diferentes y el periodo y amplitud no se han de repetir, de ser así no harían falta bolas de cristal; es más, la de ahora toca los fundamentos del sistema y cuestiona el mismo caracter cíclico de las clisis, aunque esta canción la llevo escuchando mucho tiempo …

Llegados a este punto, me planteo. Sí, los dibujitos muy bonitos, pero ¿es solo un pensamiento más o menos coherente sustentado por el recuerdo o tiene algo de correlación con la realidad? Ha llegado el momento de cuantificar los niveles y posiciones de la curva con datos de la realidad. ¡Consultemos las tablas de estadísticas de INE! Pero ¿Qué tabla? No existe una que se denomine “curva de crisis”. Manteniendo el espíritu de análisis rápido y a “grosso modo” ¿Qué dato se asemeja al dato de crisis? En este momento recuerdo el párrafo de José de la Peña en su blog refiríendose a la crisis en estos términos: “Por otra parte uno se siente raro en medio de una crisis tan brutal, como si el mundo estuviera explotando alrededor y uno no hubiese sufrido todavía ninguna daño. Imagina la sensación de un soldado en una avance de infantería en línea en el siglo XIX cuando recibía una descarga del enemigo y veía caer a muchos a su lado y el no sentía nada, ninguna herida, ningún dolor ¿o estoy muerto o tengo mucha suerte?. Esto no se ha acabado señores y no sabemos todavía si seremos bajas o supervivientes, pero …” Por analogía establezco que para mí, y como quizás para la mayor parte de las personas “de a pié” (infantería), el paro parece ser el indicador adecuado; “Si me despiden, la crisis me ha tocado” , creo que por eso aun en épocas de bonanza el paro seguía entre los primeros factores de preocupación de los españoles a decir de las encuestas del CIS.

Vamos a ver las curvas de paro de los últimos años y “voilà”:

Prometo no haber visto esta curva antes de dibujar la mía ni haber buscado el parámetro de paro con otro criterio deferente del que he comentado anteriormente. Para algunos quizás no se parezca mucho, pero para mí, que me dedico a modelar sistemas electrónicos, el periodo 1992 – 2001 está clavado, aunque esto no es muy significativo porque no es secuencia suficiente, a pesar de ello, como diría Joe Rígoli, yo sigo.

La curva es en diente de sierra, y la periodicidad es de 9 años. A mano alzada realmente dibujé la “curva de bonanza” que resulta ser una imagen especular de la “curva de crisis”. Cuando la crisis es máxima, decimos que “hemos tocado fondo”. El máximo de la crisis, coincide con el máximo de paro y el mínimo de bonanza. Es notorio también el desfase temporal entre la “sensación de crisis” y las cifras de paro registrado. Aquí es donde hay que dejar trabajar a los expertos, para que deslicen convenientemente la curva en busca de una predicción útil.

Si te entretienes en el documento del INE, resulta interesante también observar como varían las curvas si eres hombre o mujer, si eres joven o mayor. Esto explica porqué cada uno tenemos percepciones diferentes de la realidad. Recurriendo una vez más al refranero, “cada uno cuenta la feria según le va”.

He intentado completar la curva del INE hasta 2008 con sus datos, pero no me ha sido posible navegando en su WEB hacerme con datos “compatibles estadísticamente” con los de la tabla, no digo que no estén, sino que hay que buscar mejor. Tenemos trabajo. Un dato más, la tasa de paro del segundo trimestre es de 3,8 2,38 millones de parados, dato que corrobora que la “sensación de crisis” que tuvimos en verano, empieza a fundamentarse con las cifras de paro. ¿Donde y cuando llegaremos al límite?

Conclusión

1.- El 2009 (todo el) pinta mal, muy mal.

2.- El “chaparrón” pasará.

Para llegar a estas dos conclusiones obviedades no hace falta ser un gurú, pero conviene recordar “los fundamentos básicos” de vez en cuando, que los árboles no nos impidan ver el bosque, en especial la segunda conclusión, es una “cláusula de ánimo” para cuando nos “toque la crisis”, válida siempre y cuando la tesis de la periodicidad de la crisis sea cierta, cosa que a mí me parece que así es a pesar de haber tocado en esta ocasión los fundamentos del sistema económico en el que estamos.

Actualización: Para curvas buenas, las de Secuoia Capital.


Momentos iniciador 8 de octubre de 2008

Ayer estuve en la – hemos perdido la cuenta – edición de iniciador.

Una vez más terminas la jornada con esa sensación de “día aprovechado”.

El momento CAN, el protagonista, el “afterCAN” y el “afterMILFORD”.

Las referencias al evento, al ponente e impresiones de los asistentes son numerosas, así que no me voy a repetir. Solamente voy a comentar uno de los muchísimos temas tratados y que me suscita especial atención. Se trata de cuando Jaime Estévez en respuesta a una consulta sobre la remuneración de las colaboraciones, nos cuenta que AgoraNews sí paga los videos, un 75% para el que hace la película y un 25% para la agencia. Hemos dado con una fórmula, sencilla en este caso, de retribución del trabajo en “empresas intensivas en colaboración externa”. La existencia de nuevas formas de remuneración se trata a mi juicio de una cuestión clave para las “formas empresariales emergentes”,  para las “empresas abiertas”; mecanismos adaptados a las nuevas formas de colaboración entre personas y empresas.

Las fotos que tomé están en flirk, calidad …. mejor no decirlo, pero ahí están.

Una vez más el slogan, “de emprendedores para emprendedores”, define excelentemente el ambiente que se respira, momentos mágicos.


(Meme) Propuestas contra la crisis

Novato todavía en esto de los “memes”, podéis comprobar que procrastino en ello, aunque para el “meme” de la crisis poco ha importado, el asunto no ha perdido actualidad, bien al contrario la ha ganado y con fuerza. El análisis de el intermediario, así como los que él referencia me parecen muy acertados y los comparto. Poco más me queda por decir. Quizás, un consejo práctico, el que “Alnair” en GurusBlog nos da, aumentar la productividad”. ¿Pero como? Mi receta, “dejando de ver la televisión”.

Crisis fraguada en la codicia, en la pérdida de valores como el aprecio a la superación personal basada en el esfuerzo y en el trabajo. Superación material y espiritual, ganar dinero no es malo, amasar fortunas engañando y esclavizando a los demás, eso es otra cosa. La mayor parte de la televisión que se ve estos días ha encumbrado otros modelos de “realización personal”, otros valores bien diferentes de los que al juicio de muchos habrían de predominar y que su ausencia contribuye a socabar nuestros cimientos económicos.
Una medida relativamente sencilla, dejemos de ver tanta televisión, y lo que es más importante, dejemos de encumbrarla. La mejor manera de hacer esto nos lo recuerda el refranero, “no hay mayor desprecio que no hacer aprecio”. Demos la espalda a la propaganda del consumismo, del éxito rápido y fácil, del relativismo extremo. Este es mi “condimento” a la receta para superar la crisis, seguro que algo ayuda, desde luego empeorar las cosas no, salvo para unos pocos que se pueden beneficiar de la incultura de los demás.

Y como esto de un meme requiere de su propagación, reto a Javier de trackrecord y a Pablo de apúf a que nos den su visión de la crisis y alguna propuesta contra ella.



Add to Technorati Favorites

Actualizaciones de Twitter

Top Blogs Spain

Fotografías en Flickr


A %d blogueros les gusta esto: