Momentos mágicos

Terminan las clases, la chiquillería está agotada de tanto patio, de tanto cuaderno y de cumplir con los protocolos académicos que los mayores les imponemos, fiestas fin de curso, competiciones deportivas, actos de clausura en un ritual que esprinta con la llegada del verano. ¡Vaciones! ¡A la piscina! “Papá, papá, esta tarde vamos a ver Indiana Jones ¿Vale?” Estos chicos de Holywood sí que saben, pienso para mis adentros. Una vez más han tocado mi fibra sensible. Indiana Jones junto con Darth Vader son los héroes de una generación de ya veteranos en la que me incluyo. ¿Quien se puede resistir a Indiana? O como diría James, a Jones, Indiana Jones. Ni Paco.

El terreno era propicio, la saga del arca perdida, del templo maldito y de la última cruzada la teníamos en mente ya que los centros comerciales y el “merchandising” se habían encargado de ello y además, “casualmente”, en el telediario, en los blog, y en casi todos los medios que frecuento, encontrábamos al principio del verano noticias relacionadas con la aventura, con la exploración y con descubrimientos arqueológicos de calado. Vamos a recordar algunos. Primero, el descubrimiento en el Amazonas de una tribu aislada del mundo moderno. Los cronistas nos traen imágenes de los indígenas apuntando con sus arcos al helicóptero desde donde eran fotografiados. (Indagando un poco más descubrimos que la tribu no era tan desconocida y vemos que las imágenes se difundieron como parte de una campaña para tratar de hacer visibles a estas comunidades que se encuentran en la selva completamente aisladas del mundo civilizado y cuya forma de vida está gravemente amenazada por la tala ilegal).

Tenemos también la localización definitiva del nacimiento del Amazonas, aunque parezca mentira su determinación no resultaba trivial, el relato del descubridor nos lo explica bien y curiosamente, recurrente referencia a la aventura de Orellana, insigne Español, citado con emoción por Indiana en su última aventura.

Por último, nos trasladamos a Egipto, en tierra un grupo internacional de arqueólogos ha descubierto la cuarta pirámide de Giza y en el mar nos lanzamos a la búsqueda de los “Tesoros sumergidos de Egipto” porque hasta el próximo 28 de septiembre podremos contemplar en Legazpi objetos recuperados e imágenes submarinas de la hundida Alejandría.

En este ambiente, en este contexto, quizás tenga de nuevo sentido plantearnos aquello de “la publicidad bien segmentada, la publicidad contextualizada deja de serlo y se convierte en información”. Y me atrevo a aventurar incluso que “la información bien contextualizada es una buena publicidad”.

Obvia decir que ayer regresaron los niños del campamento de verano con historias de aventuras en canoa, pueblos sumergidos en lagos (el lago era un pantano, pero no les quitemos la ilusión), exploración de cuevas linterna en mano y sogas al hombro; sin duda momentos mágicos en los que al escucharlos emerge nuestro corazón inocente y aventurero, nuestro lado Indi.


0 Responses to “Momentos mágicos”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Add to Technorati Favorites

Actualizaciones de Twitter

Top Blogs Spain

Fotografías en Flickr

IMG_3913

IMG_3919

IMG_3918

IMG_3917

Más fotos

A %d blogueros les gusta esto: