Archivo para 30 junio 2008

Simyo

Leo en Rosanegra blog: “La conexión a Internet de Simyo es una estafa“. Y es que la libre competencia, si más, no garantiza unas condiciones de mercado más favorables para los usuarios.

Cita del día

“Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres peores que ellas, encargados de ejecutarlas”.

(CONCEPCIÓN ARENAL, 1820-1893, Escritora y socióloga española).

“Menos hablar y más trabajar”

¿65 horas? Me parece que alguien está confundiendo cantidad con calidad.

Vía Pululante. Intervención en el parlamento de Rosa Díez.

Eufemismos

Es el título de la entrada de Ignacio F. Bayo en el boletín de noticias de hoy de MadrI+D. Me parece interesante, por eso la reseño.

Ahora sabemos que la mano es una miembra, incluso la del varón, y el pie un miembro, incluso el de la mujer, así que somos todos algo así como hermafroditas. La igualdad era eso. Hemos aprendido también que frenar es acelerar menos, y por lo mismo acelerar debe ser frenar con menos ímpetu; de ahí que la crisis sea desaceleración para el Gobierno, y por tanto la oposición hará bien en llamar al crecimiento boyante, cuando lo haya, desfreno (o desenfreno, quizás).


Cosas que no se aprenden en la escuela

Yo ahora que dedico la mayor parte del tiempo libre a “criar a los niños”, no resisto la tentación de alabar los buenos consejos que en snopes.com dan al respecto y que ha tenido a bien traducir Dolors Reig en El Caparazón.

Haciendo amigos …

Sé que con esta entrada me voy a grangear unas cuantas enemistades, pero así de cabezota es uno y aunque mi opinión respecto a la última convocatoria de astronautas de la ESA no es lo “políticamente correcta” que  debiera, la voy a dar y además, cual zoquete, por escrito.

Hechos, la Agencia Espacial Europea el pasado 19 de Mayo abrió el plazo para la inscripción de candidatos al Cuerpo Europeo de Astronautas.

Hechos, en todos los paises el número de candidaturas para “astronauta” ha sido considerablemente menor que para “astronauto”, en promedio una relación de cinco a uno “en favor” de los hombres.

Pasará el tiempo y lo que ahora pudiera parecer una “boutade” se convertirá en la cantera de directivos de la industria aeroespacial futura. Entonces vendrán los lamentos y el “victimismo” y se tendrá que recurrir a artificios como cupos, cuotas, ministerios y, ahora sí, demás “boutades”.

Empresas sintéticas

Quizás no sea muy correcto desde el punto de vista del pensamiento formal establecer una correspondencia entre la evolución personal entorno a una disciplina y la evolución natural que dicha disciplina ha tenido, aun así, esta comparación me ha inspirado una nueva reflexión sobre la creación de empresas.

En mi caso – aquí cada uno puede aplicar aquello en lo que es experto y tiene una dilatada experiencia – la analogía la voy a establecer con el diseño de circuitos electrónicos, tarea que me apasiona desde niño. Los inicios eran burdos, sabía cuatro reglas básicas de electricidad (ley de Ohm, terorema de Thévenin … ) y las características que definían el comportamiento ideal (que no real) de los componentes electrónicos más comunes; resistencias, condensadores, bobinas, puertas, “flip-flops”, algo de transistores (el componente, no el aparato para oír los partidos de fútbol) y con este bagaje me ponía a pensar en qué circuito electrónico podría desempeñar una determinada función. A los niños les encanta jugar (y a los mayores también aunque lo llaman de otra forma 🙂 ) y con esto de la electrónica ya tenía en mis manos un juego más “exclusivo” que el ajedrez porque lo conocíamos pocos, y en aquella época más poderoso, me permitía construir aparatos prodigiosos, como el radioespía miniatura con el que escuchábamos las conversaciones de los mayores y de las chicas, en aquella época la igualdad no tenía ministerio y el otro sexo era un misterio, porqué no confesarlo. Conocía con qué componentes podía contar (las piezas), como se comportaban individualmente (sus movimientos) y como interaccionaban entre ellas (las reglas del juego).

Al principio era como en el ajedrez, “jugar partidas al buen tuntun”, pero poco a poco descubres que hay ciertas “situaciones comunes” que se resuelven de la misma forma, y descubres que existe una manera formal y más “poderosa” de jugar (aperturas, jugadas, etc). Con el diseño de circuitos sucedía lo mismo, muchas funciones estaban muy bien estudiadas y eran clásicas (polarizaciones, adaptaciones de impedancia, etc).

El juego se convierte en casi una obsesión que dignificada por el sistema académico le eleva a la categoría de profesión, incluso con Colegio. En la Escuela descubres que para que un circuito electrónico realice una función determinada existen procedimientos estructurados que conducen unívocamente a una configuración que la realiza y no es necesario hacer pruebas de ensayo y error hasta llegar a ella ni pruebas del tipo “if … then …”, es posible sintetizar circuitos que cumplan una función determinada sin necesidad de recurrir al análisis previo de su comportamiento.

Por lo que vagamente se (perdón por la osadía de adentrarme en un tema en el que soy profano) en el mundo de la farmacopea sucedía algo parecido. Tradicionalmente se descubre una molécula, se analiza su estructura (para poder fabricarla aunque en ocasiones es a la inversa, se da con ella por “casualidad”) y se averigua para qué sirve (qué cura) y por experimentación (ensayo y error) se desarrolla el medicamento. Cuando descubrí que esto era más o menos así (alento al lector conocedor del mundo farmacéutico que nos ilustre a este respecto) me escandalicé un poco y por eso comprendí cosas como que una molécula utilizada como activador cardiovascular para el tratamiento del infarto terminara comercializándose como crecepelo. Ahora, con la incorporación masiva de las TIC y el explosivo desarrollo de la biología molecular, se está empezando a conocer cual es el mecanismo de una enfermedad y qué características habría de tener la molécula que lo inhibiese y construirla artificialmente – sintetizarla – si es que en la naturaleza no se encuentra. Es el proceso que persigue dentro de una gran controversia Patarroyo en su búsqueda de la vacuna contra la malaria, lo grandioso de su proyecto, además del componente humano que implica la enfermedad, es el desarrollo de la técnica y tecnología asociados a la síntesis de vacunas, y la malaria es un caso práctico más.

Llegados a este punto es cuando quiero introducir, por analogía, el concepto motivo de esta entrada, la utilidad que tendría el desarrollo de técnicas de síntesis para la generación de empresas, empresas “ad hoc” que abarcasen un mercado en particular que satisfaga una necesidad en concreto.

Hoy por hoy la aparición de empresas sigue un mecanismo muy parecido al de los fármacos de antaño, son cientos de “startup” las que financia el capital riesgo con la esperanza que alguna sea exitosa (cure) y es el mercado, siguiendo un modelo análogo al de la naturaleza el que selecciona las que sobreviven. Son miles las personas que en solitario emprenden “al buen tun tun”, guiados por su experiencia e intuición y que cuando tanto el ecosistema económico como el clima económico son los adecuados resultan exitosas, pero de las que cayeron en tierra valdía nadie se acuerda. Cuanto esfuerzo derrochado e ilusiones perdidas … a no ser que el fracaso sea tomado parte de un proceso de aprendizaje camino al éxito.

Mientras escribía esta entrada, me encuentro con una estimación de Raúl Hernández sobre el número de fracasos en empresas de nueva creación, 1 éxito entre cada 1000 intentos. La síntesis parece que no es solo conveniente, es urgente.

En recuerdo de Coll

Blogeros: Blog escrito en honor del dios Eros.

Establog: Recinto en el que alojan páginas blog cuya finalidad no es otra que proporcionar enlaces a los que practican técnicas SEO con malas artes, tambien conocido como “granjas de enlaces”.

Blogueriano: Tertuliano en invierno, bloguero de verano.

Diablog: Manera en la que “Chiquito de la Calzada” se referiría al maligo, es decir, al diablo.

Ahora en serio, los términos WEB, bien explicados, en el diccionario de Jorge Ontalba.


¿Qué significa SGAE = LADRONES?

Yo pregunto.

¿Qué significado tiene el acrónimo SGAE, en el caso que lo sea y no una palabra u otra expresión? Puede ser cualquiera de los que en un post anterior citaba, puede ser otro, no lo sé, solamente me lo pregunto.

¿Qué significado tiene el símbolo =? En matemáticas es el de igualdad numérica, igualdad algebraica, en programación igualdad en el contenido de unas variables. En los cheques bancarios se utilizaba para rellenar el espacio no utilizado en el área reservada para indicar el importe del cheque. ¿Qué significado tiene en esta expresión?

¿Qué significa la palabra LADRONES, si es que es una palabra y no un acrónimo, no entiendo porqué se cambia de criterio con tanta ligereza o “conveniencia”? Yo, que soy de ciencias y siempre estoy enredado con cables, baterías y demás artefactos eléctricos, lo primero que me viene a la mente cuando escucho o veo LADRONES son las clavijas triples de conexión eléctrica.

Y recurriendo una vez más al sabio refranero castellano; “cree el ladrón (este sí que sí) que todos son de su condición”.

Cada uno qué piense lo que quiera, que establezca las asociaciones que quiera, yo solo pregunto.

Quizás por eso a Julio le han montado un pleito.

Quizás por eso estamos de luto.

Quizás.

Banca Cívica

Voy a hablar de lo que me ha evocado la reunión que el pasado miércoles 4 organizó Caja Navarra en el Irish Rover con el siguiente reclamo:

Queremos compartir con la comunidad nuestra visión y estrategia en Internet, alguna de las cosas en las que hemos estado trabajando (nuestra nueva Cancha Digital y la Comunidad de Blogs de Banca Cívica entre otras) y los próximos pasos que vamos a dar en Internet. Nos gustaría conversar contigo sobre el futuro de la Banca, la participación online de la ciudadanía en los movimientos sociales, el perfil del nuevo cliente, el impacto de los nuevos players en el negocio financiero,… y de todo aquello que nos quieras plantear.

Recuerdo de chico que cuando les preguntaba a mis padres sobre la diferencia que había entre un banco y una caja – o quizás ya no tan chico porque esas cosas no se las pregunta uno de pequeño – no me quedaba muy clara la respuesta. Más adelante, el “brutote” de la pandilla lo tenía mucho más claro, era contundente: “Las cajas ponen bancos en los parques y los bancos no ponen ni eso”.

En estos días, en los que la RSC toma una relevancia cada vez mayor y la frontera entre la “obra social” de una caja y la “responsabilidad social corporativa” de un banco se difuminan hasta confundirse completamente, gusta ver una respuesta verdaderamente innovadora y que vuelve a los orígenes de lo que las cajas han de ser. Explico porqué me lo parece.

Nací y viví hasta que comencé la universidad en una capital de provincia castellana, y cuando me preguntaba (esta vez ya no a mis padres) ¿de quién es la Caja de Ahorros? La caja que tengo en mente a la hora de escribir este post, dicen, que es del pueblo y en su representación gestionada por el Ayuntamiento y un Consejo de Administración o algo parecido. ¡Y un huevo! La susodicha Caja de Ahorros es “a efectos prácticos” de unos pocos, es un reflejo de la distribución del poder local y para nada representación de los ahorradores y mucho menos de la comunidad o del municipio.

La apuesta de Caja Navarra y que ellos denominas Banca Cívica, no solo es innovadora, es valiente, y es un movimiento de profundo calado estratégico para la entidad y calado social para todos nosotros. Por lo que me cuentan las personas que conocen algo más del proyecto lo han acometido con ilusión y medios. ¿Qué más se puede pedir? Suerte y comprensión por el público. A mí eso de “tú decides qué hacemos con tu dinero” es que me suena de maravilla. Y es además una vuelta a los orígenes fundacionales de las cajas (montepíos aparte).

Cuanto lamento no haber podido atender la invitación de Fernando Egido, menos mal que gracias a las “crónicas” e “impresiones” de la reunión como las que nos ofrecen Jaime Estévez, Antonio Fumero o Rodolfo Carpintier, la ausencia se hace más llevadera.

Actualización: Crónica ilustrada, la de Antonio Domingo. Gracias por el apunte.


Add to Technorati Favorites

Actualizaciones de Twitter

Top Blogs Spain

Fotografías en Flickr


A %d blogueros les gusta esto: