Archivo para 30 abril 2008

La excelencia también está en los detalles

Hace mucho, mucho tiempo me colé en la clase de Derecho Tributario de mi entonces novia y recuerdo dos cosas, mejor dicho tres: 1) había perdido la facilidad de tomar apuntes en “tiempo real”, 2) la explicación de lo que era el “supuesto tributario” (un ejemplo hacía referencia a botellas de licor ¡cómo olvidarlo!) y 3) (el briking dans) un comentario del profesor, al margen del tema de la clase, aludiendo a que el derecho tiene mucho de sentido común pero con algunos matices, y que es en esos matices donde está la clave.

Creo que la apreciación es extrapolable a muchos otros órdenes de la vida; la clave, la excelencia, está en los matices, en los detalles.

En el terreno industrial es conocido el estudio de Toyota que analizando los atributos por los que el usuario un vehículo percibía la calidad del mismo, encontraban que “pequeños detalles” como el sonido al cerrar la puerta, eran percibidos por los usuarios como señal de calidad.

En mi profesión, en el terreno de la industria de las telecomunicaciones, también tengo un buen ejemplo al respecto, y está “fundamentado” en las tarjetas de visita que he ido recopilando en diversas ferias y reuniones sectoriales de dos empresas bien diferentes a este particular, la israelita TFL y la española Telefónica. He incluido una selección de las tarjetas.

En las de TFL se puede observar que a excepción del logotipo todas son diferentes. Diferente tamaño, diferente tipografía, diferentes contenidos, diferentes acrónimos. Y todo ello pese a haberlas recopilado en un mismo año y referirse a un mismo emplazamiento.

Por contra, en las de Telefónica, podemos observar la homogeneidad de las mismas pese a corresponder a oficinas de tres paises distintos y a cuatro sedes diferentes y generadas con más de cuatro años de diferencia. Excelente coordinación … y muestra de que por algo Telefónica es una de las pocas multinacionales españolas y por algo se está convirtiendo, si es que ya no lo es, en el operador líder en el mundo, no solo en facturación (que interesa a unos pocos) sino en servicios y atención a los clientes (que interesa a unos cuantos más).

Reconozco que lo de las tarjetitas es una trivialidad, pero es un indicador de que alguien en la empresa se preocupa de que mostrar una identidad común es relevante, para los de dentro y fuera de la empresa y que además tiene los resortes (no solo económicos) para hacerlo.

Y “peloteos” a parte, si por la inclusión de la fotografía de las tarjetas alguien se siente incómodo, basta una indicación al respecto en Leo.Borj [arroba] gmail.com y resolvemos la cuestión. En principio, por discrección, he eliminando el nombre del titular de la misma, los teléfonos de TFL los he mantenido porque la compañía como tal ya no existe y además todas las tarjetas hacen referencia a personas que conocí hace mucho, mucho tiempo.

También podría haber titulado este post recurriendo al refranero: Unos tienen la fama y otros cardan la lana ”.


Internet: Bibliografía.

Estaba pensando escribir una reseña sobre un libro de innovación pero después de esta recopilación de Juan Freire que él mismo titula “Cómo entender internet en 42 libros” me he acobardado.

¡Apretada vamos a tener la agenda de lectura este verano!


Cambio de trabajo

Si por cualquier razón necesitásemos repasar con cierto detenimiento muchos de los aspectos relacionados con un cambio de trabajo, recomiendo la lectura de este post de “Senior Manager”, es para mí una excelente síntesis sobre el asunto. Aún así me gustaría enfatizar un par de cuestiones, también apuntadas en el post, que subyacen en las entrevistas de trabajo y que a mí me parecen cruciales, las podríamos formular mas o menos así:

  • Si estás tan bien considerado en tu empresa ¿Por qué quieres cambiarte?
  • Si eres tan bueno ¿Por qué dejan que te vayas?

Hay que tener respuesta para ambas. Respuesta clara y sincera o al menos que así lo parezca.

Respecto a la primera cuestión, de forma más o menos consciente transmitimos o queremos transmitir a nuestro interlocutor que somos buenos en nuestro trabajo, que lo hacemos bien, que somos de los que encajan bien en la empresa y en los equipos y que por tanto somos apreciados y tenidos en estima donde trabajamos en la actualidad. Fruto de lo anterior se puede inferir una satisfacción de donde estamos y de lo que hacemos. Entonces ¿por qué nos queremos ir? Por eso aludía antes a la sinceridad de la respuesta. Lo que acabo de decir no está reñido con el querer progresar más aún de las posibilidades que brinda la empresa actual.

Respecto a la segunda, es un poco más peliaguda, pero en la misma línea que las respuestas que se pueden dar al interrogante anterior, si la empresa por su tamaño (recursos) o por su estructura (familiar, por ejemplo) presenta un techo a nuestras aspiraciones, ellos mismos ven lógico que tu desarrollo profesional continúe fuera de su organización aunque no lo reconozcan explícitamente. Yo enfatizaría más la línea de la filosofía y de los recursos de la empresa … pero como no soy experto en absoluto en la cuestión agradecería consejos al respecto, para cuando toque :).

No puedo cerrar una entrada en la que hablo de empleo sin referirme a “un clásico blogosférico”, el libro de Enrique Brito, éste si que es completo, completo.

Y ya que con los “clásicos” andamos no olvidemos el consejo de San Ignacio de Loyola: “En tiempos de tribulación no hacer mudanza”.

 

Creative Commons 1 – SGAE 0; Suma y sigue.

La entrada anterior la inicié con un propósito, pero “la conversación” siguió otros derroteros. Retomo la cuestión que entonces motivó que me pusiera e escribir.

Me llena de satisfacción la sentencia a favor del hotel Puerta de Burgos en un contencioso con la SGAE. La referencia en ElPais.com al respecto lo explica magníficamente, recomiendo su lectura. El eje de la argumentación es el reconocimiento de que junto al tradicional modelo de protección de la copia (copyright), ha surgido un modelo de “música libre” que al amparo de la licencia copyleft proporciona acceso libre a los contenidos, a la difusión libre de la obra, su transformación e incluso su explotación económica. La sentencia argumenta también que “no se puede exigir al hotel la ‘prueba diabólica’ de demostrar que ‘todas y cada una de las obras que ha emitido no correspondan con las gestionadas’ por la SGAE”. Este último matiz facilita mucho las cosas.

Día de enhorabuena para muchos, pienso que para la mayoría.

Creación abierta. Retribución compartida.

A raíz de un post de Enrique Dans sobre la “posibilidad de que iTunes evolucione hacia la creación de una comunidad, hacia la generación de contenidos por sus miembros y el reparto de beneficios con éstos…” me surge la siguiente reflexión, suficiente para un “minipost” y no aburrir mucho al auditorio con mis tecno-obsesiones. Esta es otra de las cosas buenas que tiene “la conversación blog”, puede ser asíncrona. Este es el caso.

Me alegra ver que los “líderes” de la música enlatada comienzan a aplicar nuevos modelos de retribución basados en mecanismos “sociales”. Me alegra porque es de justicia y porque abre la puerta a la difusión del modelo en otros ámbitos, menos soft y más hard, como el diseño y la ingeniería. Me alegra porque, hasta hoy en solitario, es lo que promuevo en openFONplatform y openWIRELESSplatform en el ámbito del desarrollo de equipos de telecomunicación. Me alegra porque la difusión, la generalización, de estos “modelos sociales de retribución” sean quizás el elemento que hacía falta para extender a otros entornos diferentes del software las ventajas del “software libre”.

¿Cómo aprovechar de forma justa el trabajo y experiencia de miles, millones de estudiantes en pacticas? ¿Cómo aprovechar sus proyectos fin de carrera, tesis, etc.? ¿Cómo aprovechar el tiempo y la experiencia de los senior de forma que no sea solamente afiliándose a SECOT? ¿El saber hacer de las personas con un “hobby”?

Confío que el modelo se propage. Que permita desarrollos “colaborativos” con mayor intensidad y calidad. Y como no, me alegro de que sean los autores los que reciban lo que por su contribución les corresponde y no un sin fin de intermediarios que si bien en su día pudieron aportar, ahora no lo hacen en absoluto.

 

El día del libro

Ayer fue el día del libro y hubo tres eventos, dos de ellos “blogosféricos”, de los que no me podía sustraer. El primero, la celebración “oficial” en el Instituto Cervantes con entre otras actividades la ya tradicional lectura del Quijote. En el Instituto encontramos la visión institucional del asunto del día. El segundo evento, relevante por lo cercano, la presentación al entorno Telefónica de blogbook, mejor día imposible. Representa la visión social del libro y el protagonismo cada vez mayor del entorno digital. Y por último, la celebración presencial del lanzamiento comercial de Bubok, Angel María ha liderado un proyecto que integra lo mejor de los mundos digital y analógico, bubok representa la visión industrial del libro. Un día multifacético y lleno de actividad social más que literaria, eso sí, asuntos que darán mucho que escribir.

 

Premio Emprendedor Universitario

Desde que participé en el Proyecto Neti, ahora Banespyme-Orange, soy muy receptivo a las iniciativas tipo “concurso” que ayudan a los emprendedores en sus comienzos. La experiencia que tengo al respecto es muy favorable e imagino que en muchas otras propuestas sucederá lo mismo. Contribuyen a mitigar “la soledad del emprendedor” y a proporcionar un “feedback de realidad” muy necesario en los proyectos empresariales que comienzan, a parte de las ayudas más tangibles que los ganadores puedan obtener.

Por eso me hago eco del VI Premio CIADE al Emprendedor Universitario, en palabras de los organizadores: “La estructura del Premio consta fundamentalmente de cuatro fases consecutivas: sensibilización, formación, acompañamiento en la elaboración del Plan de Negocio y asistencia técnica en el proceso de creación y consolidación de empresas”.
A estas alturas “de la película” no me voy a dejar seducir por cantos de sirena pero es bueno “tocar todos los palillos” del entramado idea / producto / cliente / promoción … y los premios ponen un “poco de música” a este último factor.

Reforzando las dos razones para mí fundamentales de la participación en “saraos” de emprendimiento, “mitigar la soledad del emprendedor” y “recibir un feedback de realidad”, no puedo dejar de mencionar algunas de las ya clásicas iniciativas al respecto, iniciador, Thuersday, First Tuesday y ahora el nuevo Congreso de Emprendedores.

(Fotografía de Carlos el hormigo)

Blog – Bitácora

Recuerdo de mis tiempos de radioaficionado (EC1SW y luego EA1BBB) que el reglamento obligaba a mantener un “Log” de todas las comunicaciones que se realizaban, había que registrar (a modo de cuaderno de bitácora del radiotelegrafista de un barco) la hora de la comunicación, el indicativo del interlocutor, calidad del enlace y no recuerdo que otras cosas más ¿quizás algo de lo que se habló?. Cuando escuché por primera vez una referencia a los “blog” en internet, pensé en los “log” de los “radiopitas” sin prestar mayor atención al asunto. Pasado el tiempo, comienzo a leer blogs, comentar en ellos y escribir un poquito en uno “propio”, incluso me permití secundar una “taxonomía al respecto“. Me arrepiento de no haber enfatizando entonces suficientemente lo fundamental, su carácter “bitacórico”, al contrario que eDans, que con la frase: “No se bloguea con la cabeza, se bloguea con los pies”, sí lo hace y resalta el carácter “diario” de esto que llamamos “blog”. Ha sido “mi” descubrimiento del año, la faceta “conversacional” de los blog, de las conversaciones que a uno le interesan y de quien le interesan, y además como sostiene Raúl Hernández, instrumento que refuerza y enriquece las relaciones personales.

 

Blogbook, libro colaborativo, libro premonitorio.

La noticia política de estos días es el nombramiento del Gobierno; nuevos ministros y nuevos ministerios, el de “Cultura e Inovación” uno de ellos y su titular, Cristina Garmendia, una innovadora en la forma de emprender y hacer empresa en este país. Si ya en iniciador hablábamos de intraemprendimiento, emprendimiento dentro de la empresa, Cristina ha ido un poco más lejos todavía y ha demostrado que también es posible el emprendimiento desde la administración. Este “modo emergente” de hacer I+D ya lo enfatizábamos en blogbook, adjunto un extracto de la página 325 donde se habla de ello:

Desde la óptica de la investigación y el desarrollo, imaginamos dos escenarios …… lo novedoso aquí es la aparición de un nueva forma de hacer la I+D, la “colaborativa” y “ágil”, atributos que encontraremos de forma recurrente en otros elementos de la “cadena” ahora “cluster” del valor. Por citar alguna de entre las grandes, Boeing y entre las pequeñas, una española Genetrix, paradigma de colaboración entre empresas y centros de investigación“.

Y fuera de blogbook pero manteniéndonos en entorno blogosférico, cuando Rodolfo Carpintier se preguntaba sobre proyectos en internet liderados por mujeres, no resistí la tentación de referirme – aunque estuviera fuera del ámbito de internet – al proyecto de quien ahora es ministra de “Ciencia e Innovación” en estos términos: “Ha conseguido la “cuadratura del circulo empresarial”, llevar las instituciones públicas de investigación, léase el CSIC y la Universidad a la empresa“.

Estoy seguro que muchas de las ideas y tendencias mostradas en blogbook presentan este caracter “premonitorio”, anticipador de lo que va a suceder, anticipador de las tendencias relevantes.

Y “off the topic”, permítaseme desear que el controvertido gabinete de Zapatero sea algo más que una campaña de imagen asistida por el viejo truco de congregar muchas chicas y que ciencia e innovación trasciendan del ámbito académico. Y ya que de ministerios vamos, traigo a colación aquello de “la ciencia también es cultura“.

 

Personas y Redes, la nueva “ventaja competitiva”.

Conocí la opinión de Amparo Moraleda sobre el papel de la innovación en la ventaja competitiva de las empresas gracias a un artículo del pasado jueves 8 de Noviembre de 2007 publicado en la edición impresa de EL ECONOMISTA a propósito de su intervención junto con Francisco Román en el “SIMO del Conocimiento“.

La tesis de Moraleda es que “si nos quedamos solamente con la innovación en productos y servicios, éstos son rápidamente replicados por otros, por lo que la clave para la supervivencia empresarial está en un modelo organizativo original que incorpore el talento de los empleados y propicie la interacción entre socios, proveedores y clientes, con la finalidad de mejorar los productos y servicios que se ofrecen“. En un línea parecida, Román indica que la innovación en tecnología no se produce con la fabricación de nuevos inventos sino con la cooperación y con una estrategia compartida, su frase resumen fue “innovamos con nuestros clientes para que ellos puedan innovar con los suyos”.

Encuentro acertadísimas ambas apreciaciones; si pretendemos una ventaja competitiva sostenible, ésta ha de ser dificilmente replicable y a día de hoy, lo que parece ser más costoso de copiar son aquellos elementos que incorporan personas, su talento y las relaciones que se establecen entre ellos. Para ello se necesitan dos elementos clave según la teoría clásica de la ventaja competitiva, tiempo (path dependence) y factores múltiples e indeterminados (ambigüedad causal). En lenguaje 2.0 esto serían Personas y Redes, la nueva ventaja competitiva. En “román paladino”, líderes y contactos, lo de toda la vida.

 


Add to Technorati Favorites

Actualizaciones de Twitter

Top Blogs Spain

Fotografías en Flickr


A %d blogueros les gusta esto: