Noche de insomnio

Hola Rodrigo:

“Liberado” de la carga mental que me suponía el capítulo de “blogbook” y casi a punto de liberarme también del rediseño de la “luciérnaga”, el dispositivo de “luz de emergencia doméstica”, o sea, una linterna, que patentamos en DeeCles Ingenieros, puedo dedicarme con la intensidad que se merece al proyecto TTT y, como no, a “postear” un poco también.

En casa tenemos tarifa nocturna (ya verás porqué esto viene al caso, sí, ya se, mi “lógica estocástica” de nuevo) y es a partir de las once de la noche cuando es rentable encender la calefacción y –la pela es la pela– poner lavadora y lavavajillas. Sabes de mi “compromiso” con mis chiquitines y así que a eso de las nueve y media de la noche les acostamos, pero resulta que a la pequeña, Isabel, la tenemos mal acostumbrada y solo quiere dormirse conmigo, la cuento un cuento y me quedo a su lado en la cama hasta que se duerme y muchas veces yo también me quedo dormido. Como su camita no es muy grande, me despierto y me doy cuenta que hay que poner la lavadora, lavavajillas … me levanto a ello … pero ¿quién se resiste a darle una miradita al correo? Y ya estamos otra vez a las once de la noche pegados al ordenador, lo suficientemente cansado como para no hacer nada “productivo”, pero desvelado. Con el insomnio me pongo a leer blogs, comentar, curiosear por la WEB y también a leer libros, sí, en la pantalla.

Pude leer casi todo el libro de David Ugarte, “El poder de las redes”, ya hablaremos de esto. Bueno, a lo que iba, una cuestión relacionada con el que tengo ahora como “libro de cabecera”, “Wikinomics”. Este segundo me llevó a la empresa “CollabNet“, que comercializa una aplicación basada en software libre denominada “Collaborative Development Platform for Distributed Teams“, nombre autodescriptivo. Primero pensé que podría ser el elemento TIC que estábamos buscando para que el equipo TTT trabajase eficientemente “en remoto”, en “modo virtual”, pero he visto que está particularizado para el desarrollo de software y que tratar de introducir una nueva herramienta en el ya saturado mundillo WEB-2, en el que algunos nos desenvolvemos a duras penas, puede ser incluso contraproducente. Lo que la lectura del capítulo del libro de Don Tapscott sí me ha permitido, es tomar consciencia de que el promotor de CollabNet, Brian Behlendorf, la persona que orquestó el desarrollo del conocido servidor libre “Apache”, a pesar de no ganar un duro con ello, sí adquirió el conocimiento sobre las habilidades requeridas para el desarrollo en red y el reconocimiento de la comunidad desarrolladora, elementos que le han permitido crear la citada empresa y ahora sí, ver algunos duros. Camino duro, si duro, hay duro. Y lo mismo es lo que tenemos que hacer con TTT, predicar con el ejemplo, me explico. Tenemos que enfocar el proyecto con una doble perspectiva, la de los productos que ofrecemos y la de la creación de una plataforma de trabajo de equipos multidisciplinares geográficamente distribuidos. En una primera fase, a corto plazo, desarrollando y comercializando los productos TTT obtendríamos varios réditos, los ingresos económicos que el día a día requiere un proyecto como TTT, nos iríamos creando una reputación –espero que buena– y adquiriendo la experiencia necesaria, el know how, que nos permitirá en el largo plazo –la segunda fase– vender nuestro producto estrella, que seguro ha de ser muy demandado por que parece ser que éste es el signo de los tiempos, la consultoría en la implantación de trabajo colaborativo en red de equipos multidisciplinares y multiculturales geográficamente dispersos.

Y para añadir a esta propuesta más densidad o darle un toque premonitorio, digo creer que el nuevo factor clave de éxito de las empresas del siglo XXI, aquel no replicable y que permite una ventaja competitiva sostenida, será el establecimiento de empresas multiobjetivo, flexibles y ágiles, que permitan abordar el reto de la innovación permanente. Para lograrlo han de basarse en la creación de redes de personas capacitadas y agentes que colaboren de forma dinámica en entornos “multi”. Crear estas redes, estos equipos de trabajo no es tarea sencilla ni abordable en cortos periodos de tiempo, de ahí la ventaja con la que contarán las empresas que se preparen y dispongan de ellas.

Rodrigo, si todavía sigues leyendo, buenas noches, por fin me voy a la cama, ahora sí que a dormir, y si no te has contenido el sufrimiento, no te preocupes, tendrás otra oportunidad mañana, cuando el correo se convierta en “post”.

2 Responses to “Noche de insomnio”


  1. 1 Enrique 7 febrero, 2008 a las 1:40 pm

    ¿TTT es esto?

    ¿O es algo que se cuece “a la 2.0”?

  2. 2 Leo Borj 7 febrero, 2008 a las 3:13 pm

    Hola Enrique. Supongo que nos veremos en iniciador, allí te saco de dudas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Add to Technorati Favorites

Actualizaciones de Twitter

Top Blogs Spain

Fotografías en Flickr

IMG_3913

IMG_3919

IMG_3918

IMG_3917

Más fotos

A %d blogueros les gusta esto: